viernes, 20 de marzo de 2009

Noticias.

Queridos Amigos y Amigas,

Nos llegó marzo a todos... no sólo tiempo de trabajo, sino también de reencuentro para los que no nos habíamos comunicado desde algunos meses. Nuestro verano fue variado y consolador. Lleno de diversas actividades y siempre muy bien acompañados de numerosas visitas.

Actividades de Enero. Como siempre, enero fue un mes apostólico bien intenso. Primero tuvimos dos días bien trabajados de evaluación de la pastoral junto al equipo de catequistas de Tirúa. Con ellas pudimos hacer una lectura agradecida de lo vivido junto a las comunidades católicas durante el año y delinear los objetivos que queremos privilegiar para el 2009. A mediados de mes llegaron a Tirúa los scouts del colegio SIAO. Creativos e independientes, durante una semana dedicaron las mañanas a trabajos voluntarios en sectores rurales y por las tardes organizaron actividades con niños de pueblo. La segunda semana fue para su campamento a orillas del río de Tirúa. El viernes 23 llegaron los casi 70 misioneros de CVX jóvenes que estuvieron durante una semana compartiendo la vida junto a una familia católica de diversas comunidades rurales. La misión era el encuentro. Y resultó una experiencia sumamente valiosa para ellos y para las familias que los recibieron de a dos o tres en sus casas. Durante el día compartían el trabajo cotidiano y al atardecer rezaban en familia. Y en nuestra casa acogimos a los guías y coordinadores, incluyendo a nuestros compañeros Pedro Labrín, Gabriel Roblero y Pablo Romero. Así que la comunidad aumentó a más del 300%.

Cambios en los equipos de trabajo. Durante el mes de enero también estuvimos acompañando a los equipos de trabajo del Hogar de Cristo y de las tejedoras de Relmu Witral. En el Hogar dejó sus funciones la directora local Marcela Muñoz, a quien aprovechamos también de agradecer profundamente la cariñosa y sabia conducción con que guió al Hogar en Tirúa durantes estos últimos tres años. Ahora el equipo del Hogar enfrenta el desafío de no contar con un director local sino que trabajar directamente con Javier Ponche, coordinador de toda la provincia de Arauco. Carlos sigue acompañando al equipo, especialmente en lo que se refiere al programa de niños rurales. Por su parte, en la Asociación Relmu Witral, dejó sus funciones Isabel Carvajal, nuestra pequeña-gran administradora que llevó adelante la Relmu durante los últimos cuatro años. Muchas gracias Isabel por el esfuerzo y el cariño desplegado y por darle a la Relmu una notable estabilidad administrativa y comercial. A mediados de febrero asumió la administración Solange Carrasco (Sole), quien es antropóloga y viene de trabajar en Servicio País. Pero la Relmu también está enfrentando cambios debido a que Miriam Espinoza, quien ha trabajado por la Relmu desde sus inicios hace siete años, se ha visto a dejar sus funciones como asesora municipal pues el nuevo alcalde no le ha renovado el contrato. Esperamos que Miriam pronto encuentre un buen trabajo acorde a su gran capacidad y calidad humana. Por ahora no sabemos cómo se concretará el compromiso de colaboración que tiene la Municipalidad de Tirúa. Debido a estos cambios nosotros nos vemos necesariamente forzados a considerar el modo de colaboración y los mecanismos para hacer más eficiente y perdurable nuestro trabajo con otras instituciones.

Voluntariado. Nuestro equipo de trabajo también ha cambiado pues el 1º de febrero despedimos a nuestro querido amigo Juan Ignacio Silva. Ignacio nos acompañó durante siete meses y ahora se ha reintegrado a sus estudios. Con él se inició un proyecto nuevo de comunidad apostólica viviendo juntos jesuitas y laicos. Tan bueno fue su integración y servicio apostólico, que este voluntariado ahora se ha formalizado con una invitación a jóvenes mayores de 21 años que quieran venir a vivir un año en nuestra comunidad compartiendo las tareas apostólicas y comunitarias. Ya varios jóvenes ignacianos nos han escrito y están conversando con Carlos Bresciani, coordinador del voluntariado, antes de tomar una determinación. Gracias Ignacio.

Nguillatun. Enero terminó con un Nguillatun organizado por la comunidad histórica que comprende las actuales comunidades de Tranikura, Puente Tierra, Quilquilco y Anillen. Don Teodoro fue uno de los líderes organizadores y, por primera vez en su vida, asumió el rol de recibir el mensaje de la Machi (Margarita Albornoz). Fue un Nguillatun especial. El más hermoso que nos ha tocado en la zona. Hubo un ambiente de gran devoción y compromiso de todos los asistentes. Y todos los que participamos hemos compartido la gran sensación de paz y consolación que nos dejó. Estamos seguros que fue un ejemplo para muchos de la profundidad espiritual del Nguillatun vivido con seriedad y entrega.

Vacaciones. Entre el 1º y el 11 de febrero nos fuimos de vacaciones a Ralco, Alto Bío Bío. Intercambiamos casas con Oscar Gutiérrez, párroco de Ralco. El se vino de vacaciones a nuestra casa y nosotros a la suya. Fueron 10 días de descanso abundante, sol generoso, comida rica (preparada siempre por Carlos), y buenos paseos al lago y al río en medio de la espesura del bosque nativo. Con Carlos agradecemos profundamente habernos regalado esos días de vacaciones tan tranquilas y agradables. Veremos si Oscar continua con la idea del intercambio para otros años.

Becas Lican 2009. Este año hemos renovado nuestro compromiso de apoyar a jóvenes estudiantes de la comuna de Tirúa con una beca que les permita dar término a sus estudios secundarios. No es un monto muy grande, pero para ellos significa una gran diferencia. Gracias a estos doce mil pesos mensuales, muchos de ellos pueden costear sus pasajes en micro y comprarse algunos útiles escolares. Para postular y mantener la beca, los jóvenes tienen que mantener un promedio de 5,7; estudiar en algún liceo fuera de la comuna de Tirúa y dar aviso mensual al coordinador de becas de la oportuna recepción del dinero. Muchos ya han terminado el cuarto medio y se manifiestan sumamente agradecidos de la ayuda que recibieron durante estos años. Si conocen a alguien que se interese en colaborar por favor póngalo en contacto con nosotros.


Iniciando el año laboral y apostólico,
los saludamos desde Tirúa,
Pablo Castro, sj.
Carlos Bresciani, sj.

1 comentario:

yos dijo...

Ha sido muy grato leer las novedades...fue un verano intenso...como va la recuperacion de Pablo???...vere que puedo hacer con lo de las becas de los jovenes no sabia de esa ayuda que daban ... me pondre en contacto con Carlos Bressiani para buscarles socios cooperadores...cariños desde Temuko . Mis cariños y oraciones por la mision Yos.