jueves, 4 de septiembre de 2008

22 de agosto de 2008

‘Día de Oración

Por los Pueblos Indígenas’


Queridos Amigos y Amigas,

Nuestro último saludo fue para el día de Año Nuevo (We Tripantu), el 24 de junio. Muchos acontecimientos hemos vivido desde entonces. Aquí les cuento un poco.

El lunes 14 de julio dimos la bienvenida a Juan Ignacio Silva Domínguez, laico voluntario de Santiago que suspendió su 8º semestre de ingeniería comercial (UC), y se vino a colaborar con nosotros. Iniciamos junto a Ignacio una nueva propuesta de vida en comunidad, integrando jesuitas y laicos. En trabajo pastoral Ignacio acompaña dos comunidades rurales y además colabora en el Hogar de Cristo y en la Relmu Witral.

Julio fue el mes de las visitas. Poco después de la partida de Memo (con lo cual se nos acabaron nuestras vacaciones menores; ¡gracias Memo!), comenzaron a llegar muchos compañeros para visitarnos, para rezar, conocer o reposar de alguna gripe molesta. Aquí nos acompañaron en diversos momentos Juan Pablo Cárcamo, Pepe Yuraseck, Lucho García Huidobro, Gustavo Macaya, y Pablo Ruiz y Diego compañeros de Carlos en Granada. Y esto sin contar los 9 novicios que estuvieron de misiones. También nos visitaron algunos amigos y amigas de Concepción y Santiago. Como siempre, ha sido un gusto tenerlos con nosotros y nuestra casa está abierta para quienes quieran visitarnos.

Julio también fue un mes de misiones. Primero vinieron los jóvenes seminaristas de Concepción. Aunque fueron pocos días y les tocó lluvias intensas, ellos marcan una presencia eclesial en algunos sectores muy apartados donde nosotros no solemos llegar. Luego vinieron los novicios: Felipe, Nicolás, José Tomás y Carlos de segundo año, y Fernando, Pablo, Germán, Antonio y Cristóbal de primero. A ellos se sumó Juan Ignacio y se armaron cinco parejas de misioneros que se instalaron por una semana en Huallepen, Ranquilhue, Miquihue, Alto Quilantahue y Casa de Piedra. Fue una semana muy intensa y muy bendecida para ellos, para las comunidades y para todos nosotros. Ahora los novicios de primero están en el mes de ejercicios y nosotros los encomendamos especialmente en nuestra oración.

El equipo del Hogar de Cristo tuvo varios cambios. Ya se integró nuestro joven amigo Marco Garrido Cayupe como educador, y pronto se integrará nuestra conocida Pamela

Melo Antío quien deja su cargo de asistente comercial en la Relmu Witral para asumir un rol de coordinación en el Hogar. En la Relmu Angélica Pérez Pilquiman reemplazó a Pamela.

Aún no sabemos si los anunciados voluntarios de América Solidaria vendrán o no. Se nos hizo saber que no vendrían debido a la situación de conflictos en la zona. Ya manifestamos nuestra molestia pues consideramos absurdo calificar el territorio como peligroso y además, si así fuera, América Solidaria tendría que hacerse presente. Estamos a la espera de una resolución definitiva. Aprovechamos este tema para manifestar nuevamente que condenamos todo uso de la violencia en la reivindicación de la causa mapuche. Lamentamos lo sucedido en Vilcún tanto como condenamos la violencia policial en contra de algunas comunidades, el uso abusivo de la ley antiterrorista utilizada contra los mapuches y la difamación masiva de todo un pueblo realizada por muchos medios de comunicación.

En casa estuvimos varios días sin luz y sin agua (de hecho, ahora estamos sin agua nuevamente). La empresa Claro tiene un contrato con nosotros para conectar su antena a la energía eléctrica de la casa. Ellos pagan la cuenta... pero esta vez no cancelaron más de tres meses seguidos ¡y estuvimos cinco días con el suministro cortado! Por suerte eso ya se ‘a-claró’. Y el agua. ¡Uf! Difícil mantener funcionando bien un sistema de agua comunitaria que se hizo para 25 casas y ahora ya son más de 60. Cada vez que se rompe una matriz pasan tres o cuatro días antes de descubrir la falla. En fin. Por el momento no es tan preocupante porque funcionamos como los antiguos: juntando agua de lluvia (¡y ciertamente que no nos ha faltado!). Si alguien sabe de tecnología de agua (me han hablado que aquí funcionaría bien instalar punteras), que nos dé su opinión.

Carlos se encuentra en Perú en el 7º Encuentro Latinoamericano de Jesuitas del Apostolado Indígena. A su regreso, esperamos que nos ofrezca un vivo relato de su experiencia. Por último les recordamos que este domingo 31 de agosto la Iglesia de Chile celebra el “Día de Oración por los Pueblos Originarios”. Les copio a continuación un breve texto de motivación basado en las últimas declaraciones de Monseñor Goic. Ojala puedan difundirlo.

Desde Tirúa los saludo en el Señor,

Pablo Castro, sj.

2 comentarios:

Hernan dijo...

Qué buen blog!! está buenísima la iniciativa! Saludos...

Raimundo dijo...

me parece muy certero el comentario del hno